todavía no pasa el dolor

ya son cuatro meses sin ti, aun es dificil llegar a casa y no encontrarte , tener la puerta cerrada de tu habitación, que ya no me llames “mamá”, te extraño tanto, te sueño y sigo llorando…

yo se que estas contigo, cuidándome, esa siempre fue tu virtud, me enseñaste a vivir en éste mundo a veces peligroso y a veces feliz…

te extraño mucho Papachicho…

Anuncios